El tiempo por Tutiempo.net
El tiempo por Tutiempo.net

¿Por qué existen diferentes tipos de sangre? Ve aquí

Por todo el mundo las personas cuentan con distinto tipo de sangre, el cual es necesario conocer al momento necesitar alguna transfusión de sangre que nos puede salvar la vida, pero ¿Por qué existen estos tipos?  Aquí te decimos.

Por: Redacción 09 Marzo 2019 08 39

La revista Muy Interesante publicó el articulo en el que menciona que en 1900 el médico austriaco Karl Landsteiner, quien recibió el Premio Nobel de Medicina en 1930 colaboró para la clasificación de los tipos de sangre, que desde entonces aprendimos mucho al respecto.

Landsteiner mezcló diferentes tipos de sangre en tubos de ensayo y observó que las células rojas formaban grumos. Separó los glóbulos rojos del plasma y realizó diferentes combinaciones hasta hallar el patrón. Descubrió que la aglutinación solamente ocurría al mezclar ciertos tipos de sangre, la cual clasificó en grupos A, B y C (posteriormente recibiría el nombre de O).

Cuando unió la plasma del grupo A con células rojas de otra persona del mismo grupo, la mezcla permanecía líquida. Lo mismo sucedía con el plasma y las células rojas del grupo B, pero al combinar el grupo A con el B la mezcla coagulaba. Las sangre tipo O reaccionaba diferente; si mezclaba células rojas de tipo A o B con el plasma O la mezcla se endurecía, pero podía añadir exitosamente plasma de tipo A o B con las células rojas tipo O.

Posteriormente fue descubierto el tipo de sangre AB, y en el siglo XX, Philip Levine añadió la clasificación de la sangre “+” y “-”para determinar si  contenía Rh, una proteína integral de los glóbulos rojos.

Existen diferentes hipótesis del “por qué” de estos tipos, una de ellas es la de Peter D’Adamo, quien asegura que aparecieron durante diferentes momentos críticos del desarrollo del hombre.

La sangre tipo O, por ejemplo, viene de África con nuestros antepasados cazadores. Por lo tanto, propone que las personas en este grupo sanguíneo incluyan la carne en su alimentación.

La sangre tipo A, en cambio, tiene sus orígenes en el sedentarismo y la agricultura, por lo que recomienda a estas personas ser vegetarianas. Si bien su “dieta del tipo de sangre” carece de evidencia concluyente, ha recibido comentarios positivos de quienes la practican.

 

Comparte este artículo