El tiempo por Tutiempo.net
El tiempo por Tutiempo.net

Una entrevista, una anécdota y un cuento | Por Manuel Serna

*Sin ser política soy diputada: Lety Ochoa

* Ama de casa y legisladora con visión diferente.

* Pedí a AMLO que cuidara su salud

* Ganó Mocken

23 Febrero 2019
07 20

 

La entrevista:

La diputada por el X Distrito Electoral local de Ciudad Juárez, Leticia Ochoa, dijo que sin ser una política logró llegar a un escaño en el Congreso del Estado de Chihuahua gracias a la confianza que le depositaron los electores de la frontera.

Al brindar una entrevista para tiempo.com.mx y puentelibre.mx, la fundadora de MORENA en Chihuahua compartió que en una visita que hizo el presidente López Obrador a la frontera le pidió que cuidara de su salud.

Manifestó que si se triunfó en 2018 en todos los distritos locales de Juárez, en las senadurías y diputaciones federales y en la s­indicatura, es imposible que haya perdido Javier González Mocken la alcaldía.

La ama de casa, quien busca trascender como legisladora, aseguró que cuenta con una visión diferente del trabajo político y comenzó la entrevista así:

Mi nombre es Leticia Ochoa Martínez y soy originaria de Bermejillo, Durango, una comunidad rural donde se vive con mucha tranquilidad.

Desde hace poco más de 30 años que llegué a Ciudad Juárez en busca de oportunidades laborales ya que en aquellos años no había fuentes de empleo en mi pueblo natal.

Casi todos llegamos a la frontera para trabajar en las maquiladoras y la empresa que me dio trabajo se dedica a la elaboración de partes para la industria aeroespacial.

De hecho mi hermana mayor fue la primera que se trasladó a Juárez y la seguimos los demás.

En el pueblo cuando había un mal año agrícola, se vivía una triste desolación, se carecía de oportunidades laborales y todos batallábamos mucho.

Hice la primaria en Bermejillo, en la escuela Guadalupe Victoria, luego me trasladé a Mapimí donde estudié la Secundaria en la escuela Senado de la República y en Torreón realicé una carrera comercial.

Fuimos una familia muy grande, mis papás, quienes ya fallecieron, se llamaban Alicia Martínez Miranda y Santos Ochoa Solís.

Provengo de una familia de 16 hermanos y realmente sobrevivíamos, mi papá laboraba en Gómez Palacio en la obra y viajaba por tren todos los días.

Mientras que mi mamá viajaba a Juárez, compraba artículos usados y los llevaba a Bermejillo.

Todos empezamos a trabajar desde chicos, yo le ayudaba desde los 8 años de edad en las ventas y después me fui a la labor.

Me sentía realizada cuando después de las pizcas llegaba con el dinero en la mano para entregárselo a mis padres y no me quedaba ni con un peso.

Fui al corte de chile y luego a juntar verdolagas y melones para los cerdos, todavía recuerdo que caminaba como dos kilómetros para traer el desperdicio y se me hacía tan largo que pausaba el recorrido con el costal a cuestas.

Después me iba a la escuela y llegando de clases me esperaba una olla de tamales para salir a venderlos con los vecinos.

Los fines de semana salía a los ranchos a vender la ropa que traía mi mama de Juárez y así pasó mi vida.

A los 14 años me fui a vivir a la Ciudad de México con unas hermanas que radicaban en aquella metrópoli, estuve como un año y de ahí viajé a Ciudad Juárez.

Entré a la maquiladora y ahí conocí a mi esposo, ya tenemos 30 años de matrimonio y tuvimos tres hijos, hace poquito falleció una de mis hijas, la mayor y todavía no puedo decir que sólo tengo dos.

Eran dos hijas y un varón, mi hija me dejó dos nietas, que son gemelitas y ya van a cumplir 11 años.

Mi esposo se llama Roberto Jara Cordero, es médico y trabaja en el Centro Médico Las Torres.

Cuando estuve en la maquiladora llegué casualmente a la enfermería y me tocó la consulta con mi ahora esposo, después nos hicimos novios y luego de un tiempo me casé de blanco en Mapimí.

Como al año tuve a mi primera hija Selene, luego a Ileana y finalmente mi hijo que tiene 17 años.

¿Cómo llegó a MORENA?

Empecé a ver por televisión a Andrés Manuel cuando era jefe de Gobierno de la Ciudad de México en compañía de mi esposo y él me empezó a hablar del ahora Presidente de México.

Después de conocerlo cada ocasión que venía a Chihuahua o yo iba a la Ciudad de México, me tomaba la fotografía y lo saludaba.

Se llegó el día en que me tocó acudir al Zócalo de la CDMX y cada día me convencía más de sus ideales.

Abrimos una oficina en Juárez para impulsar la imagen de Andrés Manuel López Obrador y con las limitaciones propias de un grupo de simpatizantes pagábamos la renta y los demás servicios haciendo actividades.

En lo personal nunca pensé que estaría ocupando el cargo de diputada, nunca estuve buscando posiciones.

Fui de las fundadoras de MORENA, realizamos las asambleas necesarias para que las autoridades electorales nos otorgaran el registro.

Conseguimos el registro con apoyo del profesor Jesús Zamarrón, del profesor Magdaleno, de David Araujo, de Ulises García, de Juan Carlos Loera, y tantas personas que nos dieron su confianza.

Salió Andrés Manuel a hablarnos y nos dijo que esto apenas estaba por iniciar en Chihuahua, que nos daba las gracias y que lo animaba a fundar MORENA en otros lados.

Dentro de las acciones que más realizamos fue la afiliación de integrantes de MORENA antes de ganar la elección de 2018.

No hacía falta comer, era tan apasionante estar trabajando para el partido que logramos avanzar en materia de membresía, nos opusimos a la reforma energética y realizamos otras acciones de protesta.

En 2016 me tocó coordinar acciones para defender nuestros votos ya como partido de MORENA en las casillas electorales.

Nombrada representante general en ese proceso llevé desayunos comidas y recuerdo que ese día ya como a las 11 de la noche, después de haber empezado a las 6 de la mañana, seguía sintiendo una gran energía.

En 2018 sin tener la menor intención de entrar en el proceso electoral me pidieron que participara como candidata a diputada local por el Distrito X de Ciudad Juárez.

Cuando me dijeron que iba a la candidatura hablé con un amigo de la familia que se llama Jaime y le expliqué que no quería aceptar.

Él me pidió que me sumara al trabajo electoral, que aceptara participar como candidata y que apoyara el proyecto de Andrés Manuel desde Chihuahua.

Me convencieron y empecé a trabajar con gran pasión, a visitar cada una de las diferentes colonias y pueblos que están dentro de mi distrito.

Empezamos por entregar las cartas que mandó Andrés Manuel a cada casa y una semana antes de que empezara el trabajo político falleció mi hija.

El trabajo político me sirvió como apoyo para distraerme de mi pena y no estar encerrada con el inmenso dolor en la casa.

El X Distrito comprende desde Samalayuca, y termina hasta El Millón en el Valle de Juárez, es el más grande de todos.

El día de la elección estuve tranquila y me decían los colaboradores que iba arriba en los conteos.

Afortunadamente me dieron el triunfo, llegamos al Congreso del Estado y empecé por aprender que es y que hacen los diputados.

Soy honesta, sólo repartía publicidad, no busqué llegar, pero se dieron las circunstancias y triunfé por mayoría de votos.

Siento que los juarenses me brindaron su confianza y eso me compromete a servirles desde esta tribuna.

¿Qué le preocupa como diputada?

El X Distrito es el más humilde de Ciudad Juárez, hay muchas necesidades y se encuentra muy abandonado, falta vigilancia policiaca, no hay alguna estación de bomberos, las más cercanas están a 25 kilómetros.

Hay un grave problema de inseguridad, falta el servicio de energía eléctrica falta alumbrado público, y pese a todo, la gente nos miraba con mucha esperanza de mejorar.

Creo que las personas me dieron su apoyo porque nunca les prometí lo que no podía darles, me decían que todos llegaban y hacían ofrecimientos imposibles con tal de recibir el voto.

Lo que me ayudó fue que las mujeres me identificaron como ama de casa, las hijas, hermanas y madres de ese distrito se sumaron a mis propuestas.

El 80 por ciento de los habitantes son trabajadores de la industria maquiladora y se rifan a diario por lograr el sustento para sus familias.

Son un mosaico puericultural, hay personas de Veracruz, Chiapas, Oaxaca, y de otras entidades y países de centro y Sudamérica.

Estoy trabajando con mis compañeros diputados de Juárez, con los de MORENA en general para que me apoyen y podamos dotar a la comunidad del X Distrito de una Estación de Policía y de Bomberos.

Estamos en contacto con el alcalde Armando Cabada para que volteara hacia aquellas zonas de la ciudad y dejen de verlo como un grupo de personas al que apoyan sólo en tiempo electoral.

No voy a dejar de trabajar con Cabada, seguiré acudiendo a su oficina y le haré guardia si es necesario para que nos atienda.

Tengo varios exhortos en la tribuna del Congreso para apoyar a la gente de las colonias que integran al Distrito como son los habitantes de Riveras del Bravo donde sufren de inundaciones y requieren obras de drenaje pluvial.

Como ama de casa creo que no debe haber ciudadanos de primera y de segunda, ya que hay zonas de Juárez como en Las Misiones, donde le invirtieron mucho dinero por la existencia de flujo comercial y turístico.

¿Si todos los ciudadanos pagan su predial, porque las autoridades hacen menos a los habitantes de las colonias populares?

Mientras esté en el Congreso, estaré visitándolos regularmente, sabemos que el Gobierno Federal realizará una fuerte inversión en la frontera por el cariño que nos tiene el presidente López Obrador.

No se necesita ser política para llegar al Congreso y soy la prueba de ello, no me siento menos que mis compañeros que son políticos o que ya tienen experiencia legislativa.

Andrés Manuel dijo que hasta una ama de casa puede tener un cargo político-público y soy la prueba de su dicho, no tengo los estudios de los políticos, pero tengo el buen corazón que como dice el presidente, se requiere para ver por los más necesitados.

Aplico las reglas, de no robar, no mentir y no traicionar, y puntualizo mi condición de ama de casa porque llega la gente, me dice licenciada y le aclaro que no lo soy y que no quiero presumir.

Soy presidenta de la Comisión de Feminicidios, soy secretaria en la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables, secretaria en la Comisión de Asuntos y Pueblos Indígenas y vocal en la de Derechos Humanos.

La anécdota:

Cuando vino Andrés Manuel a visitar los Cuatro Distritos que había en la anterior distritación de Juárez, nos tocó moverlo por la Ciudad, mi esposo nos prestó su camioneta.

Al terminar el recorrido el ahora Presidente de México nos dijo que estaba muy agradecido de lo que habíamos hecho ese día.

Cuando íbamos hacia el aeropuerto le tomé la mano y le dije que por favor cuidara de su salud, el me sonrió y me contestó que lo haría, se despidió de beso y quedó muy agradecido con mi familia.

El cuento:

Ahora que entré al Congreso he tratado de volver continuamente a mi distrito electoral de Juárez porque es la queja más recurrente del ciudadano.

Ver la emoción de la gente cuando llego me hace sentir orgullo porque veo sus rostros con sonrisas.

Hay cinco niños tarahumaras que vamos a ayudar de parte del Congreso en la Ciudad fronteriza.

¿Quiere reelegirse?

Si no pensé en llegar al Congreso, menos pienso en lo que viene, me voy a esperar a terminar los tres años en el Parlamento.

En mi Distrito dije que éramos diferentes y no podemos empezar a comportarnos como los otros políticos que solo brincan de cargo en cargo.

Considero que en Juárez ganó Javier González Mocken, ya que es ilógico que se triunfara en todos los distritos locales, los federales y la sindicatura, pero no en la presidencia municipal.

Los MORENOS somos diferentes y de ahí surgirá la pauta para lograr ganar la gubernatura en 2021.



Comparte este artículo