El tiempo por Tutiempo.net
El tiempo por Tutiempo.net

Una entrevista, una anécdota y un cuento/ Por Manuel Serna

*Contrajo Federación apoyo al campo: René Almeida

*Medida arriesga alta productividad

*Delegado en Quintana Roo

*Estado entró al quite...

 

Por: Redacción 17 Agosto 2019 07 03

La entrevista

¿Cuál es su nombre y su cargo?

Mi nombre es René Almeida Grajeda y soy el Secretario de Desarrollo Rural del Gobierno del Estado de Chihuahua.

El gobernador Javier Corral tuvo a bien nombrarme como su colaborador a partir del 14 de septiembre de 2018.

¿Donde nació?

Soy originario del municipio de Namiquipa, pero cuando terminé la secundaria salí del pueblo a buscar mejores oportunidades educativas.

La primaria la hice en la escuela Joaquín Fernández de Lizardi de El Terrero, y la secundaria en la Estatal por Cooperación, Revolución Mexicana, ubicada en el Molino.

En la preparatoria realicé una carrera como técnico pecuario en el Centro de Estudios Tecnológicos Agropecuarios No. 2 de Ciudad Delicias.

Posteriormente estudié la carrera de ingeniero en Desarrollo Rural en el Instituto Tecnológico Agropecuario de La Laguna, campus Torreón Coahuila.

El Instituto pertenecía al Sistema de Educación Tecnológica Agropecuaria que cubría todo el país, en mi opinión uno de los mejores esquemas educativos que han existido.

Había escuelas que iniciaban con estudiantes desde la secundaria y contaban con muy buenos maestros pero con mejores instalaciones donde se podían hacer prácticas de lo aprendido.

Finalicé en 1984  la carrera de ingeniero y me regresé a Chihuahua para trabajar en lo que había estudiado, aunque previamente estuve en empresas despepitadoras en la Comarca Lagunera.

En Namiquipa me dediqué a la fruticultura, básicamente al cultivo de manzana pero de 1992 a 1996, fueron años muy difíciles nos afectó gravemente la sequía y las lluvias se registraron de manera irregular y esporádica.

La empresa donde trabajaba se dedicaba a la compra, empaque, conservación, transporte y comercialización de la manzana.

Posteriormente me dediqué a la agricultura de temporal principalmente en maíz y frijol debido a que había condiciones climatológicas favorables en aquellos años.

Soy hijo de Rafael Almeida y Ana María Grajeda, él nació en Namiquipa en 1924 y mi mamá en Riva Palacio 1926, y él me platicaba que hubo una terrible sequía en 1946 y 1947.

Así que los chihuahuenses desde siempre hemos aprendido a sobrevivir en condiciones adversas. Tengo cuatro hermanos, Rafael, José Ignacio, Concepción y Amelia.

En 1995 ingresé al Gobierno de Francisco Barrio en la llamada Coordinación de Fortalecimiento Municipal, bajo el mando de Raymundo Gómez pero sin dejar de dedicarme a mis labores agrícolas y ganaderas.

Me casé en el año de 1987 con mi esposa Luz y procreamos a cuatro hijos que se llaman: Ana María, Elena Catalina, Francisco René y René Rafael.

En el año 2000 Don Javier Usabiaga, siendo Secretario de Agricultura con el presidente Vicente Fox, lanzó una convocatoria para la ocupación de las delegaciones de la Secretaría de Agricultura, aunque participé, no salí seleccionado.

Para el 2002 me designaron como Subdelegado Agropecuario de la Secretaría en Chihuahua en donde estuvo bajo el mando de Don Carlos Aguilar Camargo y de quien aprendí mucho.

Después del año me dieron la oportunidad de ser delegado en el estado de Quintana Roo, fue un cambio bastante drástico pero estuve al frente de la Secretaría por tres años.

Fue toda una experiencia conocer la actividad agropecuaria de aquella entidad del Caribe Mexicano que tiene sus especialidades, lo fundamental en aquel tiempo era el cultivo de la caña de azúcar,

Se sembraba una superficie de 27 mil hectáreas muy cerca de la frontera con Belice eran muy buenas tierras a pesar de que la Península de Yucatán carece de tierras fértiles.

Puedo comentar que se acabó el henequén que por años fue el producto principal de aquella zona, cuando arribé no había producción de esa planta emblemática de Yucatán.

El cultivo importante era la caña de azúcar y la economía se sustentaba ya en el turismo como actividad principal, estuve hace 17 o 18 años y la afluencia turística a la Riviera Maya, era de más de 11 millones de visitantes anuales.

En la actualidad supera fácilmente los 30 millones de visitantes anuales todo el complejo turístico de esta zona del país.

¿Ya había Sargazo?

Llegaba muy esporádicamente a las playas en aquellos años, para nosotros era un alga que se reproducía de manera natural y no representaba problemas para el turismo. En lo particular nunca note que tuviera mal olor.

En ese tiempo dentro de las propuestas de cultivos de la Secretaría de Agricultura para la zona, estaba el cultivo de los cítricos por el clima que existe en la península de Yucatán que ya se realizaba pero no de forma intensiva.

También la palma aceitera que era bastante redituable por las condiciones del clima y de la tierra y comenzamos a producir bajo ambientes controlados algunos productos.

Además de la caña, la otra fuente de riqueza de Quintana Roo era la ganadería con un enorme potencial y desde luego la pesca rivereña que representaba el sustento de muchas familias.

Nosotros observamos que la apicultura tenía grandes posibilidades de desarrollo y poca fruticultura, principalmente plátano y naranja en mayor escala, pero lo que podía desarrollarse era la actividad forestal.

No como se aprecia en Chihuahua, allá se explotaban en un tipo de huertas de cedro blanco o de caoba y algunas otros tipos de maderas preciosas y duras que son bastante cotizadas.

Después de Quintana Roo me dieron la oportunidad de venir como delegado a Durango, donde la verdad viví muy bien, hice una excelente relación con los productores, que aunque es una cultura diferente al sureste, es más parecida a la nuestra y duré más 7 años en la delegación.

En Durango que es muy similar a Chihuahua estuve un año del gobierno de Vicente Fox, los seis de Felipe Calderón y todavía unos meses del presidente Enrique Peña Nieto.

Esas coincidencias me permitieron desarrollar ideas y mantener una relación cordial con los productores con quienes logré establecer una gran relación y hasta la fecha tenemos una gran amistad.

Permanecí en Durango después de terminar mi trabajo como delegado, dedicado a algunas acciones de fruticultura, ya que en aquel tiempo ese estado era el segundo productor de manzana en el país.

Para 2014 me regresé a Chihuahua para dedicarme a la agricultura en Namiquipa en donde permanecí hasta 2015 que volví a Durango.

Tuve la fortuna de conocer al actual gobernador, José Rosas Aispuro Torres, quien me invitó a colaborar como Secretario de Agricultura y Ganadería del Estado de Durango.

A los dos años solicité mi cambio por razones relacionadas a la salud y a la familia para regresarnos a Chihuahua y volver a dedicarnos a la agricultura con la suerte y la fortuna de que el gobernador Javier Corral en 2018 me pidió integrarme a su administración.

No me precisó en ese momento donde quería que estuviera pero le solicité un tiempo para atender situaciones personales y de salud, ya casi cumplimos el año de haber llegado a la Secretaría de Desarrollo Rural del Estado.

Estoy muy contento, creo que hay una gran oportunidad de poder hacer algo por Chihuahua, tenemos un gobernador que sabe lo que el estado necesita y que entiende la individualidad de nuestra tierra y sus requerimientos.

Chihuahua es diferente a cualquier otro estado del país, cuenta además con una economía pujante en el sector agropecuario y entenderlo es una de las cualidades del ejecutivo estatal.

El gobernador fijó muy clara la ruta que esta Secretaría está siguiendo en relación al trabajo en beneficio de los productores y no lo perderemos de vista que los esfuerzos son compartidos.

Mientras sigamos así seguiremos creciendo, el asunto es que el acompañamiento y la claridad que imprime el licenciado Corral nos llevará a seguir por la ruta del desarrollo.

¿Están fluyendo apoyos federales?

*Nosotros observamos una contracción del impulso gubernamental federal hacia el campo mexicano y en particular al campo de Chihuahua.

Tuvimos de entrada una reducción de más de 100 millones de pesos, los peleamos, los buscamos, insistimos y no fue posible recuperarlos.

*Es preocupante porque el sector agropecuario en el norte de México no es lo mismo que en el sur y como ejemplo tenemos que Chihuahua es líder en al menos nueve sistemas producto.

Alfalfa, avena grano, avena forraje, algodón, maíz amarillo, chile, manzana, nogal, cebolla, en cuando a lo agrícola, en lo pecuario es el primer exportador de ganado bovino en pie a los Estados Unidos y es la cuarta cuenca lechera del país.

Somos productores importantes de cacahuate y otros cultivos como la vid que van mejorando en cada ciclo agrícola.

Todo esto se debe al impulso de los productores, se dice que hay que llegar a la meta, es muy importante hacerlo, pero es mejor y más difícil sostenerse en ella…

Hoy lo que está haciendo este Gobierno del Estado, perfectamente ubicado y perfectamente claro, es que se están dando los elementos y el acompañamiento para seguir siendo líderes en lo que tenemos y alcanzar otros objetivos.

Todo a diferencia del gobierno federal que no visualiza aspectos como el apoyo en el costo de la energía eléctrica para uso agrícola, los apoyos para la compra de las coberturas de precios, que se iniciaron con el presidente Vicente Fox en beneficio de los productores primarios.

Con la llegada de las semillas mejoradas, de una tonelada y media por hectárea que se cosechaba en lo 80s, se alcanzaron 7 u 8 años después y hoy andamos en 11 o 12 toneladas por hectárea.

*Estos avances requieren no sólo la tecnología, sino instrumentos gubernamentales que están más allá del predio agrícola, y es lo que estamos viendo que peligra ahorita en nuestro país, la alta productividad.

Estamos viendo que en este momento que en la instancia federal, en el gobierno en su conjunto, no lo están apreciando, aunque opino que el Secretario de Agricultura, Víctor Villalobos si lo ve y lo sabe.

Todos estos instrumentos no se pueden acabar de la noche a la mañana porque nos saca de la competitividad y empezamos a perder esa fuerza que tenemos como productores y como que nos quieren obligar a regresar a los niveles de producción de antes, de la tonelada o tonelada y media por hectárea.

Esto sería catastrófico para el campo chihuahuense por lo que nosotros lo estamos defendiendo.

Los subsidios de aquellos programas de alianza para el campo que existían en el Gobierno de Fox y Calderón, ya no son ni su sombra.

El Gobernador Corral ha diseñado políticas de impulso al financiamiento y estamos trabajando en proyectos importantes para que antes de que termine el año, tengamos operando nuestro fondo de garantías líquidas complementarias, para que los productores puedan acceder a créditos.

¿De cuánto fue el presupuesto en 2019?

Ahorita le puedo decir contando tanto recursos estatales como federales que andamos sobrepasando los 600 millones de pesos.

En lo que toca al Gobierno del Estado se destinó un presupuesto de 320 millones de pesos aproximadamente.

Sin embargo en la parte federal hubo una reducción muy significativa que afectó a muchos productores primarios.

En el Gobierno del Estado logramos reducir gasto corriente en servicios personales, pero ni un centavo en recursos para inversión en el sector productivo.

Consideramos importantes los avances en las nuevas rutas trazadas como el mejor acceso a financiamientos y las cuatro líneas estratégicas marcadas como lo es el tema del agua que es prioritario para este gobierno.

Muchos de los esfuerzos los estamos canalizando al uso eficiente de este recurso natural.

El tema dos es la activación o reactivación del financiamiento para aquellos productores que tienen un acceso restringido al mismo.

El tercero es la reconversión productiva, que en mi opinión es la política pública número uno del gobernador Corral. Tenemos que inducir esas nuevas alternativas productivas para seguir la vocación que el suelo y el clima de Chihuahua tienen.

Como punto cuatro está el valor agregado para todo ese sistema producto en el que somos líderes nacionales en producción primaria, pero donde está claro que debemos entrarle a la transformación.

Estamos haciendo políticas públicas transexenales, como el caso del cuidado del Agua con el Plan Estatal Hídrico 20-40, es un asunto al que no le había entrado nadie, incluyendo la perforación de pozos profundos o al menos a contar con un registro de las perforadoras de este tipo de pozos.

Debemos identificar a las empresas que prestan ese servicio, como están registrados y que estadísticas tienen y lo demás corresponde a la Comisión Nacional del Agua.

El objetivo es lograr un uso sustentable del vital líquido en el corto o quizás mediano plazo.

En el Plan de Obras presentado por el gobernador, nosotros también nos veremos beneficiados con más recursos para los productores agropecuarios sin causar quebranto a las finanzas del Chihuahua.

Con este esquema fluirán más presupuesto para inversión y apoyos para el sector productivo que cuenta con seis temas torales como el agua, el financiamiento, la electricidad, la sanidad, que es tan importante para Chihuahua.

¿Es cierto que entra ganado de Centroamérica?

Se dice, yo en lo personal tengo mis reservas, eso sería algo que dañaría a la actividad pecuaria del país y es irresponsable hablar a la ligera, es como el caso de la supuesta leche contaminada y no es cierto.

Claro que en el caso del ganado se debe tener mucho cuidado en la frontera sur, pero lo que sí puedo asegurar es que en Chihuahua no existe este problema ni existirá mientras estemos nosotros.

El gobernador nos dio instrucciones para cuidar este tipo de cuestiones a toda costa para salvaguardar esta importante actividad productiva.

Existen otras áreas de oportunidad para los productores en la Sierra Tarahumara en zonas donde se puede sembrar el aguacate sin perjudicar la actividad forestal que es vital.

El aguacate no solo puede sembrarse en la barranca, sino en todo aquel terreno que se encuentre entre los 700 hasta mil 100 metros de altura sobre el nivel del mar.

También estamos proponiendo la producción de granada en zonas semidesérticas debido al poco requerimiento de agua de este cultivo suyo fruto es rico en antioxidantes.

Están también la vid tanto de vino, como para mesa y las berries que son altamente rentables y con menores requerimientos del vital líquido de las cantidades que utilizan los nogales.

Tenemos alrededor de 40 mil plantas de zarzamora en los viveros del estado para entregarlas a los productores que se animen a dejar aquellos cultivos tradicionales que nos están afectando por su requerimiento de agua.

Todo esto habla de que el Gobierno del Estado está acompañando a todos los agricultores que se dedican a cultivar sistemas producto en que somos importantes.

Seguiremos tecnificando sistemas de riego, pero sobre todo buscando las reconversiones de cultivos de acuerdo a las vocaciones del suelo de cada región de nuestra entidad.

Este gobierno estatal le está dando un rumbo al sector agropecuario para los próximos 15 o 20 años a pesar de las condiciones precarias en que lo encontramos.

Comparte este artículo