El tiempo por Tutiempo.net
El tiempo por Tutiempo.net

Una entrevista, una anécdota y un cuento / Por Manuel Serna

Columna

  • PAN ganó mucho, PRI perdió más: Álvarez Monge
  • Presidencia entre PAN y Morena
  • Sabíamos del triunfo de Corral
  • Que renuncien los de confianza
  • Don Luis nos dio votos

SÁBADO 09 DE JULIO DE 2016
07:11

^

La Entrevista:

Fernando Álvarez, coordinador operativo de la campaña del gobernador electo de Chihuahua, Javier Corral, expresó que el pasado 5 de junio el Partido Acción Nacional ganó mucho, pero que el PRI perdió más.
Explicó el operador político blanquiazul a tiempo.com.mx y puentelibre.mx que con este resultado la competencia por la Presidencia de la República, será exclusivamente entre el Partido Acción Nacional y Morena.
Asimismo el integrante del Equipo de Transición y de la Comisión de Entrega-Recepción de Corral Jurado, dio a conocer que la sorpresa que tuvieron el día de la elección no fue el triunfo del PAN, que ya lo sabían semanas antes, sino el amplio margen alcanzado al final de la jornada.
Álvarez Monge consideró que deben renunciar todos los empleados de confianza del Gobierno del Estado al menos hasta el cuarto nivel y sobre todo aquellos que llegaron por compartir ideologías de tipo partidista.
El sobrino de Don Luis H. Álvarez compartió que el prócer panista al morir pocos dias antes de la elección, contribuyó con votos a favor del PAN, ya que mucha gente se identificaba con el líder moral blanquiazul, quien fue uno de los últimos demócratas que enfrentó al Sistema.
Luego de señalar que Javier Corral hará justicia al pueblo de Chihuahua empezó con la entrevista así: Mi nombre es Fernando Álvarez Monge, soy originario de Camargo Chihuahua, de una familia muy panista, Don Luis H. Álvarez era primo hermano de mi papá y es de donde me viene la vena azul.
MI Papá se llama Fernando Álvarez, nació cerca de Ciudad Camargo y mi madre Alicia Monge oriunda de la capital, mis hermanas son tres, dos nacieron en la capital, Blanca y María Eugenia, la tercera Ana Alicia, y yo, en Camargo.
Estoy casado con Rosa Isela Martínez, es chihuahuita ciento por ciento, hoy avecindada en la Ciudad de México desde hace cinco años.
Cuando empezó el actual sexenio de Duarte, Gustavo Madero buscó la dirigencia del Partido Acción Nacional cuando el dirigente del Comité Nacional era elegido por el Consejo Político, al ganar me invitó.
Al año me trasladé con la familia a la Ciudad de México y estábamos muy a gusto, hasta que hace unos meses, Javier Corral nos invitó a su campaña para gobernador.
En Camargo me tocó asistir a dos jardines de niños, el Kínder e la Escuela Niños Héroes y después en el Jardín de Niños 20-30, que estaba frente a mi casa ubicada en la calle Colón esquina con Abasolo, en el Centro.
Camargo sigue siendo una ciudad no muy grande, donde todas las familias nos conocemos.
La primaria la realicé en la Niños Héroes, ya no existe, era por cooperación, pero dejó de funcionar.
La secundaria la estudié en la Benemérito de las Américas, institución en la que hice grandes amigos.
Recuerdo a compañeros pertenecientes a la familia Andrew, a Mario Aguirre o Mario Rodríguez, cuyo hermano es diputado del PRI en esta legislatura, además a las familias De Andar y Salgado, entre otras.
Cuando empezó la democracia en Chihuahua, a partir de los años 80s,  las familias en poblaciones como: Delicias, Cuauhtémoc, Camargo, Parral, Chihuahua, Juárez, nos enfrentamos por distintas ideologías y nos hicimos más plurales.
Muchos de ellos éramos panistas, pero otros priístas y afortunadamente hemos transitado perfectamente, sin resentimiento.
Cuando estaba terminando de cursar la Prepa me fui a los Estados Unidos, cerca de Boston e ingresé a la High School.
Cuando regresé me inscribí en Derecho en el Tec de Monterrey, en el Campus Chihuahua y después en el Campus de la Sultana del Norte, donde me gradué.
Terminé y me puse a participar en Camargo en procesos electorales, primero como colaborador y luego como caza mapaches.
Le quitaba la camioneta a mi papá para ir a las colonias con la publicidad a favor de los candidatos blanquiazules.
Mi padre se dedicó siempre a la ganadería y uno de mis tíos, hermano de mi papá, puso la planta de champiñones.
Uno de los líderes panistas camarguenses en los años 80s que más admiro fue Carlos Aguilar Camargo.
En aquellos tiempos hubo un gran fraude que lastimó profundamente a la población, “ganó” de manera muy discutida el PRI contra un triunfo claro e inobjetable del PAN.
De forma burda le dieron el triunfo a Primitivo Campos, lo cual molestó mucho a la gente, todavía no se hacían las movilizaciones que siguieron poco tiempo después.
Al siguiente trienio Carlos Aguilar refrendó su triunfo junto con otras victorias históricas como la de Francisco Barrio en Juárez, Luis H. Álvarez en Chihuahua, Delicias con Horacio González de las Casas, también Nuevo Casas Grandes, Parral y en Cuauhtémoc, El Pingüino, Ramos Molina.
Esto reivindicó a la población que ya estaba muy descontenta con la nacionalización de la banca y otras situaciones que motivaron la debacle del PRI.
Con el paso de los años en 1992, logramos llegar a la gubernatura con Pancho Barrio y me fui a trabajar a mi despacho en Juárez.
En 1994 o 1995, durante la presidencia del CDE del PAN, de Javier Corral, cuando era un diputado local muy mediático, le pedí a una de mis hermanas que me lo presentara, ya que era Secretaria del Comité Municipal del blanquiazul en Camargo.
Ella fue líder panista más antes que yo, como se dice en el rancho, realizaba labores partidistas y en una convocatoria a la capital llegamos a dicha junta.
Mi hermana María Eugenia se acercó al dirigente estatal y le dijo, Mira Javier, él es mi hermano Fernando, es abogado y quiere trabajar en política.
Me saludó nuestro hoy gobernador electo y me dijo que había oportunidad en el área jurídica electoral y a partir de ahí empecé a colaborar.
Seguir avanzando en cargos, fui Secretario de Acción Electoral y cuando llegó el cambio con Guillermo Luján, me invito como Secretario de Organización, luego Secretario General Adjunto y posteriormente con Cruz Pérez Cuellar, Secretario General.
Fui candidato a diputado en 2003, ya en tiempos de Fox y gané la elección, de ahí me nombraron presidente del PAN a nivel estatal y posteriormente coordinador de los diputados locales blanquiazules.
En 2010 me fui con Gustavo Madero a buscar la dirigencia nacional, ganamos y me invitó al CEN del PAN hasta que llegué a la Secretaría General.
Terminando esa encomienda me fui con Marco Cortés, coordinador de los diputados federales como su secretario particular, hasta que Javier Corral me dijo que si quería venir a  Chihuahua a su campaña como coordinador operativo.
Ciertamente tengo una buena amistad con el señor gobernador electo que data 1994 a la fecha y llevo ya 4 meses en Chihuahua, mi familia sigue en el DF,
Ganamos el pasado 5 de junio, hay vientos de cambio en Chihuahua, el pueblo no se equivoca y finalmente la credencial electoral sirvió para este cambio, a la gente ya no le gustaba lo que pasaba y dijo ¡basta!
¿Cómo vivió la elección del 5 junio?
Javier Corral planteo alternativas a la población, les dijo: ¿quieren lo mismo, o corregimos?, ¿si en verdad quieren justicia?, pues se hará justicia…
El gobernador electo la aplicará de la manera en que debe ser, de la forma ortodoxa, con la ley en la mano y en pleno estado de derecho,
Este Chihuahua no tiene nada que ver con el Chihuahua del Gobierno de Barrio donde las empresas del país buscaban la entidad para invertir porque había transparencia y certidumbre.
Todo esto lo hemos perdido en la actualidad y hoy nuevamente la población nos ha prestado el voto a los panistas, a Javier Corral, a Maru Campos, nos dio la mayoría en el Congreso.
El PAN ganó mucho, pero el PRI perdió más, Juárez y Parral lo ganaron los independientes, en ese análisis el tricolor debe ser reflexivo y entender lo que el pueblo les ha quitado por los excesos que tuvieron.
Nos toca demostrar que podemos hacer un gobierno distinto, mejor, y como partido debemos aprender a procesar internamente el triunfo y como decía Don Luis. “Nunca nos derrotó la derrota, que no nos derrote la victoria”, no debemos emborracharnos de triunfo…
¿Cuál ha sido la indicación del gobernador electo?
Somos parte de esta Comisión que ya se hizo pública por instrucciones del licenciado Corral con distintos responsables por áreas teniendo como ascendente de todos al exgobernador, Francisco Barrio.
Somos responsables por áreas: social, económica, política, gobernabilidad, transparencia y justicia entre otras.
Cada comisión formara equipos para allegarse de información relevante del gobierno actual a través del mecanismo que la ley prevé de entrega recepción, aunque en este momento solamente hemos intercambiado oficios donde le avisamos que integramos el equipo y donde nos contestan que nos coordinaremos con el Secretario General de Gobierno, pero hasta ahí estamos nada más.
Cada área tendrá que estar buscando información y allegándose de proyectos de mucha gente que se ha estado acercando con ideas de cómo le gustaría que se hicieran las cosas de diversas áreas como el ahorro, transparencia y austeridad.
Me correspondió la gobernabilidad que tiene que ver con procuración de justicia como la Fiscalía, la Secretaria de Trabajo y la Secretaria General de Gobierno entre otras áreas importantes, pero además me toca ser el coordinador de la Casa de Transición y proveer a todos los equipos de los insumos necesarios.
De aquí se darán al gobernador electo los dictámenes, diagnósticos y avances de lo que se está encontrando, de información que la gente proporciona a través de ideas o denuncias.
Está la participación del Centro Empresarial y de otros grupos que traen ideas de inversión tanto internacional como nacional y local que quieren establecer mecanismos de colaboración con el nuevo gobierno para dar facilidades para atraer plantas, empresas para generación de empleos.
Estamos compitiendo con el Bajío, San Luis, Saltillo y otras zonas, pero lo interesante es que Chihuahua capital y Ciudad Juárez representan lugares estratégicos por su ubicación.
Buscamos establecer una nueva lógica de pláticas con la sociedad organizada, sindicatos, empresarios, intelectuales, universitarios y con todos los que tengan algo que aportar.
¿Habrá resultados en el corto plazo?
Definitivamente, en las elecciones se fijan posturas y compromisos de dar resultados, daremos diagnósticos y todas las alternativas de solución de las problemáticas como puede ser el caso del Vivebus, por ejemplo.
A los capitalinos los tiene cansados el sistema de movilidad urbana y la idea es que a partir del día uno de nuestro gobierno, la población empiece a ver resultados y haya el viento de cambio que la gente espera.
¿Qué sería lo fundamental para el nuevo gobierno?
La característica principal es ponderar el interés público, buscar lo que ayude más a la mayoría, es lo que deberá prevalecer y a partir de entonces, con los recursos que dispongamos, enfrentarlo y atenderlo.
Hay problemas de inseguridad en la Sierra, en Juárez, también en la capital y otras comunidades, hay que enfrentar eso, checar nuestras cárceles, dotar a las policías, preventivas e investigadoras de todos los insumos que necesitan para realizar un buen trabajo para la ciudadanía.
En los cerca de 90 días que faltan para el nuevo gobierno, vamos a tener reuniones con gente de Chihuahua y de otros lados para aplicar las políticas que puedan funcionar en la entidad.
Tenemos un problemas de suministro de agua tremendo, no hay la cultura del ahorro, Chihuahua siendo un desierto no cuida el recuso como se debería.
La participación social está garantizada por la copiosa votación que se registró en el proceso electoral, después de muchos años sufragó prácticamente la mitad del padrón, por cierto que fue un dato que el PRI no contempló.
Creyeron que sería inferior al 40 por ciento y que son su maquinaria ganarían y por el contrario cada vez que vota la gente, se fortalece el voto del PAN.
La instrucción en el nuevo gobierno será un manejo claro del dinero y una gran reforma constitucional adecuada a nuestra realidad, no una nueva Constitución.
Lamentablemente Chihuahua ha caído en los niveles de bienestar y calidad de vida en los últimos 14 o 15 años.
Actualmente Colima y Nayarit están por encima de Chihuahua en esos índices de bienestar, también Villa Hermosa, Ciudad del Carmen, Mérida, Pachuca y otras urbes.
El gobernador Corral lejos de hablar de nombramientos futuros nos pidió apoyo en la tarea de la transición, en la de entrega-recepción, y en ir viendo como colaborar.
El gobierno del estado cuenta con 12 o 13 Secretarías, el Despacho del Ejecutivo Estatal, 46 o 47 descentralizadas y otras áreas que se deben atender y siendo un equipo pequeño no se puede saber las decisiones que tome el ejecutivo en cuanto a posiciones se refiere.
Serán gente del PAN o de la Alianza Ciudadana o de la Sociedad Civil, quienes lleguen a ocupar cargos, por ejemplo Víctor Quintana y Alma Gómez son parte del equipo de transición.
Los chihuahuenses deben saber que estamos recibiendo y como se está recibiendo la Administración Estatal.
Habrá equidad de género total en los cargos de alto nivel, es un ofrecimiento de campaña.
La capacidad de los integrantes del equipo de transición está probada de tal suerte que cualquiera puede atender ordenes que tenga el gobernador electo y en ese caso estaría el doctor Quintana o Alma Gómez.
Todos los que hemos acompañado al licenciado Corral por interés político, obviamente, pero además lo hicimos por el compromiso de que las cosas vuelvan a ser mejores,
Todas las decisiones que se tomen en el el futuro tendrán que pasar por el interés público.
¿Ocupará la Secretaria de Gobierno?
La verdad es que soy un jugador de equipo, mi perfil, mi estilo quizás, hacen pensar a algunas personas que gustan futurizar, pero yo creo que la política es un mecanismo para aportar acuerdos y mecanismos de bienestar.
En ocasiones que se le mencione a una persona puede o no puede ser bueno, pero al final del día le he dicho al gobernador     que yo vengo a trabajar en donde el considere y que la tarea que me encomiende con gusto la realizaré.
¿Lo sorprendió el resultado el 5 de junio?
Lo que nos sorprendió fue que ganáramos por un margen mayor al 3 por ciento, ya que el voto oculto no se podía cuantificar.
Nuestra confianza y no es arrogancia, es que estábamos seguros de ganar a dos o tres semanas antes del día de la elección, aunque por menos votos.
¿La gente quiere justicia?
La justicia se logra en la plena división de poderes y luego de que intervengan las autoridades en la forma en que lo establece la ley, queremos estar en condiciones de llevar ante la justicia a quien haya cometido ilícitos tomando ventaja de su posición en el gobierno.
En consecuencia también recuperar los recursos que se hayan sustraído ilícitamente y con ello invertir en obras y servicios.
Sabemos que más del 30 por ciento de las escuelas del estado carecen de sanitarios dignos y habrá que ver en que se gastó el recurso correspondiente a ese reglón.
¿Quiénes deberán renunciar en Gobierno?
De entrada pienso que todos los trabajadores de confianza, aquellos que están ocupando espacios en función de una creencia partidista.
Esos espacios corresponden a los que ganaron la elección y esa parte de la transición me parece que es lo más decente.
Esperaremos que las renuncias estén en el escritorio de todos los Secretarios, Subsecretarios, Directores, Subdirectores, en fin de los niveles Uno, Dos, Tres y Cuatro como mínimo.
Entonces el nuevo gobierno evaluará.
Lo correcto es que los que están y son de otro partido reconozcan que sus cargos deben ser ocupados por gente del partido ganador.
Ya dicha renuncia será checada por el gobernador y en su caso aceptada o rechazada.
“La voluntad popular es clarísima y no permitiremos que se afecte el proceso de transición y el de entrega recepción.
Creo que la impugnación más que buscar anular, busca ganar tiempo para ocultar cosas en las dependencias”.
¿Poco tiempo para 2018?
Está a la vuelta de la esquina y creo que será una competencia entre el PAN y la izquierda de Andrés Manuel López Obrador.
Opino que el PRI no podrá recuperarse para competir y no hay candidatos independientes lo suficientemente fuertes para hacerle frente a los partidos.
A nivel local daremos resultados inmediatos para refrendar triunfos a favor del PAN.
¿Entregarán Transito y Junta de Aguas?
Somos municipalistas y seguramente habremos de entregarles las dependencias que los fortalezcan, sobre todo en el caso de Chihuahua y otros Ayuntamientos que cuenten con capacidad para administrarlos.
La Anécdota:
¿Le hubiera gustado a Don Luis ver esta nueva Victoria?
Los panistas creemos y muchos coincidimos, familiares y amigos, de que Don Luis hizo su contribución a la causa de Corral hasta con su muerte aportando votos en algunos sectores de la población que supieron de su legado lo acompañaron en su lucha después de partir.
Aquí en Chihuahua la gente de la vieja guardia, las personas de la tercera edad, pero también jóvenes de antes y de ahora que les tocó conocer las luchas de don Luis en 57 y 58, nos dieron su apoyo y lo recuerdan como uno de los últimos grandes demócratas de nuestro país, de aquellos que enfrentaron al Sistema…
Nos y les enseño que no todo es PRI, su fortaleza perdurará en principios como que el PAN no llega para perpetuarse en el poder, sino para competir cuando exista una contienda electoral democrática.
El Cuento:
Para 1986 no alcancé a votar, pero si a participar, esa elección la viví muy apasionadamente, venía a visitar Chihuahua cuando Don Luis se puso en huelga de hambre por el fraude.
Antes de irme a ir a Boston le pedí a mis padres que me trajeran al kiosco a verlo, no sabíamos que iba a pasar y me acuerdo que hasta nos despedimos porque tenía la convicción de consumar la huelga hasta la última exhalación.
Lo noté muy débil en su salud pero fortalecido en sus ideales, ahí me pidió que estudiara y que luchara, “por lo que tú crees”, insistió.
Seguí desde los Estados Unidos todos los pasos del ayuno a través de llamadas semanales y por recortes del New York Times.
En la casa donde estaba sabían que me apasionaba la política y me conseguían un resumen cada tercer día, que el rotativo hacía de Latinoamérica, México y Chihuahua, especialmente por la huelga de hambre de Don Luis.
En aquel entonces no había celulares, las llamadas eran caras, el internet no había, todo era por carta y lo que pepenaba en el Times.
Llamaba todos los domingos a las 7 u 8 de la noche, me informaban cómo estaba la familia y lo que sucedía, entonces entre las cartas con amigos y amigas, las llamadas dominicales, y el resumen periodístico, me enteraba de lo que podía.

Comparte este artículo

Artículos relacionados