El tiempo por Tutiempo.net
El tiempo por Tutiempo.net

Mensaje del Año Nuevo 2019 de Mons. Martín Dávila Gándara a sus feligreses y lectores.

Que la gracia y la paz, de parte Dios Padre y del Hijo y del Espíritu Santo sea con todos ustedes, queridos feligreses y lectores en este Año Nuevo que comienza.

Por: Redacción 01 Enero 2019 13 01

Quiera el Señor que este Año Nuevo nos abra el horizonte ampliamente para cumplir nuestros anhelos, y a la vez signifique una oportunidad para hacer mejor lo que hicimos en el año que ha terminado y de esta manera poder realizar los proyectos que nos son necesarios para nuestra salvación y santificación.
 
Por lo mismo. Para hacer más fructífero este mensaje es necesario que hagamos una serie de reflexiones:
 
Con respecto al año que acaba de terminar.
 
Por parte de Dios. Este año que se fue. Sin duda ha sido para nosotros una serie ininterrumpida de beneficios en el orden de la naturaleza y de la gracia. Ya que el Señor nos ha conservado la vida y la salud en medio de innumerables peligros. Y muy al contrario como buen Padre amoroso nos ha satisfecho todas nuestras necesidades, debido a que no nos ha faltado alimento y vestido.
 
Con paternal cuidado ha velado por nuestra alma, apartando de nosotros las tentaciones en la cuales hubiéramos caído por nuestra debilidad, y nos ha sostenido con sus gracias extraordinarias en los momentos difíciles.
 
Recordemos y repasemos en nuestra memoria los medios de santificación que ha puesto en nuestra manos: Como son sacramentos, lecturas, platicas, retiros, meditaciones y exámenes de conciencia. ¡Con cuanta razón podrá decirnos: Acaso ¿He podido hacer algo más? Por lo mismo debemos agradecer, alabar y bendecir al Señor!
 
Por parte Nuestra. ¿Qué ha sido este año que paso? ¿hemos correspondido a los beneficios divinos? ¿hemos sido fieles a los propósitos que hicimos al comienzo del año? ¿cómo hemos cumplido nuestros deberes para con Dios, con el prójimo y con nosotros mismos?
 
Y si por desgracia le hemos fallado al Señor. Llenemonos de vergüenza y humillémonos en su presencia pidiendo perdón y procuremos enmendarnos.
 
Con respecto con este Año Nuevo.
 
Quiera el Señor concedernos un año más de vida, unido a nuevos beneficios y gracias, y que su Divina Providencia nos siga protegiendo, y que no nos falten los medios necesarios y abundantes para salvarnos y santificarnos. Por lo tanto: ¿Qué exige esto de nosotros? ¿qué debemos ofrecerle y darle por tanto beneficio?
 
Consideremos. Que tal vez, este año nuevo es un nuevo plazo de prórroga que nos da el Señor antes de venir a pedirnos cuenta de las gracias y talentos recibidos.
 
Este año nuevo debe ser también un año donde procuremos satisfacer con la penitencia todos nuestros pecados y culpas pasadas, e infidelidades presentes. Reflexionemos: ¿Qué no daría un condenado por un año, por un día de vida, para satisfacer por sus culpas y merecer el perdón?
 
Consideremos también. Que si Dios concediera un año de vida a las almas del Purgatorio: ¿Qué no harían para librarse de aquellas penas y arribar al cielo? Por lo tanto, hermanos míos: ¿Dejaremos nosotros pasar en vano el nuevo plazo que Dios se dignara darnos?
 
Por último. Reflexionemos seriamente, dos cosas que si duda nos enseña cada año nuevo: Primero, lo vano e ilusorio de la vida, y segundo, lo breve y fugaz de nuestra existencia. Por lo mismo. Procuremos conseguir y obtener lo que no muere, y lo que no pasa. Lo cual es Dios y con ello, el cielo con una eternidad feliz.
 
¡Feliz Año 2019! con cariño les envió mi bendición episcopal.
 
Sinceramente en Cristo
 
Mons. Martín Dávila Gándara
Obispo en Misiones
Sus comentarios a obmdavila@yahoo.com.mx
 

 

Comparte este artículo