El tiempo por Tutiempo.net
El tiempo por Tutiempo.net

¡Viva México! 197 años de la Independencia

Iturbide y ejercito trigarante baja

  • El 27 de septiembre de 1821 México logró su independencia
  • El general -y después emperador- Agustín de Iturbide entró triunfante a Ciudad de México
  • Firmaron el 28 de s...

SÁBADO 29 DE SEPTIEMBRE DE 2018
14:05

El Grito de Independencia.

México es de los raros casos donde celebran el inicio de una guerra como fiesta nacional: el efímero movimiento que inició Grito de Independencia del 16 de septiembre de 1810, sin embargo, la Independencia se dio en otra fecha, en el mismo mes pero 11 años después.

458676.jpg 1902800913

Miguel Hidalgo dio el Grito de Dolores, que la historia oficial considera la fecha patria de México.

Sin embargo antropólogos e historiadores señalan que Miguel Hidalgo y Costilla no buscaba la independencia sino un cambio en el virreinato.

De hecho Hidalgo en su Grito de Dolores exclamó “¡Viva Fernando VII! (rey de España) ¡Viva la patria!”, seguido de “¡Muera el mal gobierno! Esto es lo que oiréis decir de nuestra boca y lo que vosotros deberéis repetir.”

Fue después ejecutado en la ciudad de Chihuahua el 30 de junio de 1811, apenas 10 meses después de su grito, condenado por doce acusaciones donde lo encontraron culpable de los delitos de sedición, apostasía, herejía; pues propició “errores contra la fe” usando el nombre de Fernando VII y la Religión.

El historiador Alejandro Rosas escribió en su blog que "en aras de la construcción del Altar de la Patria -a donde el sistema político mexicano del siglo XX llevó a sus héroes para legitimarse en el poder-, muchas historias se exageraron, otras se distorsionaron y no pocas fueron inventadas", en referencia a algunos lapsos de la historia mexicana.

479px estandarte de las tres garant as

El comienzo de la independencia y el fin de la guerra.

Desde 1820 Agustín de Iturbide había conformado el Ejército Trigarante, llamado Ejército de las Tres Garantías, que proponía la Independencia de México con tres ideales establecidos en el Plan de Iguala:

-Religión Católica.

-Independencia de México, como principio de soberanía.

-Unión, tanto de bandos como de razas (mestiza, española e indígena).


Independencia mexico ejercito trigarante 825x510

Después de que se dieran el 10 de febrero de 1821 el Abrazo de Acatempan Agustín de Iturbide, comandante del Ejército Trigarante; y Vicente Guerrero, líder en el sur de los insurgentes; comenzaron los trabajos para concluir la guerra.

Durante su existencia el Ejército Trigarante fue a los distintos puntos de aquella Nueva España para proclamar la Independencia de México.

La destreza de estas fuerzas les permitió doblegar a los demás grupos que habían convertido la Guerra de Independencia en caos a lo largo del territorio.

De Iturbide es elogiado en libros de historia por su capacidad de comandar un frente de unión que buscaba poner alto a las disputas y unir a los bandos en el único propósito de dar libertad y soberanía a la Nación Mexicana.


932 historia de la independencia de mexico parte iv


27 de septiembre, Día de la Independencia de México.

Finalmente el 27 de septiembre terminaron las declaratorias de Independencia a lo largo del país.

Era también el cumpleaños de Agustín de Iturbide, quien encabezó la entrada triunfal del Ejército Trigarante a la Ciudad de México, recibido con pañuelos y banderas con los colores su movimiento: verde, blanco y rojo; que a la fecha conforman la Bandera de México.

Escribe Mariano Cuevas en su extensa y detallada obra “Historia de la Nación Mexicana”:

Mas el triunfo del 27 [de septiembre] no tuvo igual. Su descripción la tomamos de los propios enemigos de Iturbide: “Desde muy temprano había salido la división de Filisola hacia Chapultepec, donde se incorporó al grueso de las tropas que desde este punto se extendían por la calzada de la Verónica y el camino de Tacuba.

La gente se agolpaba a las calles y plazas por donde habían de pasar los diez y seis mil hombres que formaban el ejército más numeroso que hasta entonces se veía en México.

*Nota: ‘México a través de los siglos’ de Julio Zárate expone que desfilaron 16 mil 134 hombres.

Prosigue el libro de Mariano Cuevas:

Las casas estaban adornadas con flores y vistosas colgaduras que ostentaban los colores adoptados [verde, blanco y rojo] en Iguala, y los habitantes los pusieron también en sus pechos, como emblema de la nacionalidad que surgía a la vida en aquellos inefable momentos.

Montado en un caballo negro y seguido de un número Estado Mayor en el que venían incorporadas muchas personas notables, entró el primer jefe por la garita de la Piedad, a las diez de la mañana, y avanzando por el Paseo Nuevo (Bucareli) y la avenida de Corpus Christi, se detuvo en la esquina del convento de San Francisco, bajo un soberbio arco triunfal.


Tresgarantiasdf


El Ayuntamiento recibió a Iturbide y adelantándose el Alcalde más antiguo, don José Ignacio Ormaechea, le presentó unas llaves de oro, emblemáticas de la ciudad [Ciudad de México]. Iturbide echó pie a tierra para recibirlas, y devolviolas al Alcalde, diciéndole:

“Estas llaves que lo son de las puertas que únicamente deben estar cerradas para la irreligión, la desunión y el despotismo, como abiertas a todo lo que pueda hacer la felicidad común, las devuelvo a V. E. [Vuestra Excelencia] fiando de su celo que procurará el bien del público a quien representa”.

Volvió a montar, y aumentada su comitiva con el Ayuntamiento y las parcialidades de San Juan y Santiago, continuó su marcha en medio de las aclamaciones delirantes de la multitud.

Apeóse en el palacio, donde le felicitaron la Diputación provincial y demás autoridades y corporaciones; enseguida salió al balcón principal, teniendo a su derecha a O’Donojú, para ver el desfile de las tropas.

“Este fue largo y solemne y terminó a las dos de la tarde. Marchaba a la vanguardia la columna de granaderos imperiales y venían, una en pos de otra, las divisiones en que estuvo distribuido el ejército durante el asedio a la capital”.

Relata el libro que al término del desfile Iturbide y su comitiva se dirigieron a la Catedral Metropolitana, “donde se entonó el majestuoso Te Deum”, seguido de un discurso del doctor Guridi y Alcocer, diputado de las Cortes de Cádiz y miembro de la nueva Junta Provisional de gobierno.

Finalmente llegó el discurso y proclama del caudillo Agustín de Iturbide, dirigida al pueblo del país ahora llamado México:

Mexicanos:

Ya estáis en el caso de saludar á la patria independiente como os anuncié en Iguala: ya recorrí el inmenso espacio que hay desde la esclavitud a la libertad, y toqué los diversos resortes para que todo americano enseñase su opinión escondida, porque en unos se disipó el temor que los contenía, en otros se moderó la malicia de sus juicios, y en todos se consolidaron las ideas.

Ya me veis en la capital del imperio más opulento sin dejar atrás ni arroyos de sangre, ni campos talados, ni viudas desconsoladas, ni desgraciados hijos que llenen de maldiciones al asesino de sus padres; por el contrario, recorridas quedan las principales provincias de este reino, y todas uniformadas en la celebridad han dirigido al ejército trigarante vivas expresivos, y al cielo votos de gratitud.

Estas demostraciones daban a mi alma un placer inefable, y compensaban con demasía los afanes, las privaciones, y la desnudez de los soldados, siempre alegres, constantes, y valientes.

Ya sabéis el modo de ser libres; a vosotros toca señalar el de ser felices. Se instalará la Junta; se reunirán las Cortes; se sancionará la ley que debe hacernos venturosos, y yo os exhorto a que olvidéis las palabras alarmantes y de exterminio, y sólo pronunciéis unión y amistad intima.

Contribuid con vuestras luces y ofreced materiales para el magnífico código, pero sin la sátira mordaz, ni el sarcasmo mal intencionado: dóciles a la potestad del que manda, completad con el soberano Congreso la grande obra que empecé, y dejadme a mí que, dando un paso atrás, observe atento el cuadro que trazó la Providencia y que debe retocar la sabiduría americana; y si mis trabajos,tan debidos a la patria, los suponéis dignos de recompensa, concededme sólo vuestra sumisión a las leyes, dejad que vuela al seno de mi amada familia, y de tiempo en tiempo haced una memoria de vuestro amigo.

Iturbide.

Al día siguiente, 28 de septiembre, redactaron el Acta de Independencia de México con 35 firmas, entre ellas las de Agustín de Iturbide y la Junta Provisional Gubernativa.

N1 wikipedia


Acta de independencia del Imperio Mexicano, pronunciada por la Junta Soberana congregada en la Capital el 28 de septiembre de 1821.

La Nación Mexicana que, por trescientos años, ni ha tenido voluntad propia, ni libre uso de la voz, sale hoy de la opresión en que ha vivido.           

Los heroicos esfuerzos de sus hijos han sido coronados, y está consumada la empresa, eternamente memorable, que un genio, superior a toda admiración y elogio, por el amor y gloria de su Patria, principió en Iguala, prosiguió y llevó al cabo, arrollando obstáculos casi insuperables.

Restituida, pues, esta parte del Septentrión al Ejército de cuantos derechos le concedió el Autor de la Naturaleza y reconocen por inenajenables y sagrados las naciones cultas de la tierra; en libertad de constituirse del modo que más convenga á su felicidad; y con representantes que puedan manifestar su voluntad y sus designios; comienza a hacer uso de tan preciosos dones, y declara solemnemente, por medio de la Junta Suprema del Imperio, que es Nación Soberana, é independiente de la antigua España, con quien, en lo sucesivo, no mantendrá otra unión que la de una amistad estrecha, en los términos que prescribieren los tratados; que entablará relaciones amistosas con las demás potencias y cuantos actos pueden y están en posesión de permitir las otras naciones soberanas: que va a constituirse, con arreglo a las bases que en el Plan de Iguala y Tratado de Córdoba, estableció, sabiamente, el Primer Jefe del Ejército Imperial de las Tres Garantías; y en fin que sostendrá, á todo trance, y con sacrificio de los haberes y vidas de sus individuos, (si fuere necesario) esta solemne declaración, hecha en la capital del Imperio a 28 de septiembre del año de 1821, primero de la Independencia Mexicana.

Tres años después nació la Primera Constitución de México, de 1824.


Constituci n de 1824

Comparte este artículo

Artículos relacionados